Consejo para pacientes

 Inicio / Información a Pacientes / Consejo para pacientes
Alimentos para prevenir y disminuir la duración de los resfriados y la gripe

Anai Corrales Granda
Nutricionista Clínica Arequipa

1. Hortalizas, frutas y verduras:

Deben ser la base de tu dieta y no debes consumirlas en grandes cantidades.

Estando enfermo no te apetecerá mucho comer y eso será mejor porque tu organismo tiene que centrarse en combatir los virus que lo atacan y no en hacer una complicada digestión después de haber ingerido comidas pesadas.

2. Antioxidantes:

Sobre todo, aquellos alimentos que contienen vitaminas A y C. Lo que hacen los antioxidantes es eliminar la toxina que produce la infección, así como fortalecer al organismo.

La vitamina C (contenida en cítricos como la naranja o el limón) ayuda a reducir el tiempo de la enfermedad y a reducir los síntomas.

Otros alimentos ricos en vitamina C son las coles, el brócoli, y los pimientos.

La vitamina A se obtiene de la grasa animal, como la mantequilla o el hígado y también es muy buen antioxidante.

3. Inmunoestimulantes:

Son los alimentos que ayudan a reforzar el sistema inmune como el ajo y la cebolla, que contienen alicina, que es bactericida y antiviral además de inmunoestimulante.

Los alimentos con folato y vitamina B también favorecen nuestro sistema inmune, como el repollo, las coles, la coliflor o el brócoli. Los cereales integrales y las legumbres son ricos en vitamina B.

4. Zinc:

Comer alimentos ricos en zinc ayuda a acortar la duración de la gripe. Así, los mariscos y, especialmente las ostras, son recomendados al ser ricos en este mineral.

Si se prefieren vegetales hay que hablar del apio, los espárragos, las papas, los higos y las berenjenas.

5. Hidratantes:

El agua y los líquidos son fundamentales al ser hidratantes. La hidratación es fundamental, pero todavía más estando enfermo, ya que la fiebre provoca una sudoración excesiva que elimina líquidos que hay que reponer.

Además, las toxinas son eliminadas con la orina y esos son líquidos que también debemos reponer, así como los mocos, que también son fuente líquida a reponer. Se deben beber sobre dos litros diarios de agua y alimentos ricos en líquido.

6. Proteínas:

Una dieta pobre en proteínas aumenta el riesgo de contagio.

Además de la carne animal también se pueden obtener proteínas del huevo, de las legumbres, de los frutos secos, de los cereales integrales y de los lácteos.

El Colesterol: ¿Es siempre malo? El lavado de manos ¿Es la Diabetes una epidemia? Gastritis, una enfermedad frecuente Inteligencia Emocional: Éxito en la vida La Postura Las Alergias: Conceptos y Consejos Manchas, Lunares y Melanomas ¿Qué necesitan saber los adolescentes en la prevención del VIH e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)? Recomendaciones básicas de nutrición